CON LA VISITA DE CONNOTADO ARQUITECTO NACIONAL SE REACTIVA IMPORTANTE PROYECTO HISTÓRICO - CULTURAL

 

Durante la mañana del 13 de marzo, llegó hasta el Museo Marítimo Nacional (MMN) el destacado arquitecto nacional Abraham Senerman Lamas, premio anual de arquitectura (2017) y gestor de grandes proyectos entre los que se destaca la emblemática Torre Titanium en Santiago, considerado el primer edificio verde en Chile. En la oportunidad, fue recibido por el director de este centro histórico cultural, capitán de navío, Rodrigo Solar Infante y por el director ejecutivo de la Corporación Patrimonio Marítimo de Chile, contraalmirante IM (R) Cristián del Real Pérez.

La visita del arquitecto Senerman tuvo por objetivo conocer en terreno todos los antecedentes del Proyecto Bicentenario Museo Marítimo Nacional, que pretende ampliar y modernizar el actual museo, ocupando la totalidad del edificio de la antigua Escuela Naval, con el fin de definir su participación en esta iniciativa.

Luego de efectuar un recorrido por las instalaciones, junto a sus asesores, y de recibir todos los antecedentes del proyecto, el Sr. Senerman comprometió su apoyo, el que consistirá en el desarrollo sin costo para la Armada, de todos los estudios de arquitectura necesarios para la ejecución del proyecto Museo Marítimo Nacional.

 

ANTECEDENTES DEL PROYECTO

El Proyecto Bicentenario Museo Marítimo Nacional, cuyos orígenes se remontan a 1985, cuando el museólogo Walter Grohmann planteó la idea, se encuentra actualmente en etapa de Anteproyecto Preliminar.

Durante el año 2008, recibió el Sello Bicentenario, reconociendo su aporte a la construcción de la Identidad Nacional con miras al bicentenario de la república. Posteriormente en 2013 fue incluido en el Programa “Legado Bicentenario”.

Esta iniciativa, busca entregar a la ciudad de Valparaíso y al país un museo marítimo de carácter nacional, que no solo incorpore en su muestra todo lo relativo al mar, su participación en el desarrollo nacional, la vida de los primeros habitantes costeros, el desarrollo de los puertos y las empresas navieras, y los deportes náuticos, sino que además se convierten en un verdadero centro cultural, donde tengan cabida todas las artes que permitan al visitante ejecutar el verdadero ocio cultural con una mirada maritima.