IMPORTANTE SIMULACRO DE INCENDIO SE LLEVÓ A CABO EN DEPENDENCIAS DEL MUSEO MARÍTIMO NACIONAL

 

A raíz de la tragedia ocurrida, el presente año, donde un incendio arrasó-casi por completo- con las dependencias y la colección del Museo Nacional de Brasil, es que el Museo Marítimo Nacional (MMN), liderado por la Jefatura Militar, ha extremado sus protocolos de seguridad, con el fin de resguardar los 200 años de historia de los cuales es custodio.

Entre las medidas adoptadas, se está capacitando al personal del Museo y de las reparticiones que conviven en el complejo, respecto a cómo actuar ante una emergencia - y es en ese contexto – en que el pasado miércoles 28 de noviembre, en dependencias del MMN, se desarrolló un Simulacro de Protección Patrimonial en el que participaron compañías del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso (CBV), personal del Museo, del Departamento de Habitabilidad de Valparaíso de la Primera Zona Naval (HABIVALP) y otros organismos de emergencia, llevando a la realidad un hipotético incendio en el primer piso de este centro histórico cultural de la Armada de Chile.

El simulacro comenzó a las 15:00 hrs., donde se dio la alarma de incendio y personal del Museo procedió a evacuar a los visitantes hacia zonas seguras. Posteriormente, la partida de acción inmediata de HABIVALP dio respuesta inicial al siniestro, lo que permitió a expertos de Museo poder reunir la información que se encontraba en el Gabinete INFOBOX, para ser entregada al personal de bomberos quienes asumieron el ataque del fuego, control que les permitió planificar a las cuadrillas que intervinieron en las etapas de ubicación y marcaje, para luego según la información de fichas y planos, proceder con los rescates técnicos y la manipulación de los Bienes de Interés Cultural (BIC). Los elementos rescatados fueron resguardados según una cadena de custodia previamente diseñada hasta su destino final pos evento.

Este trabajo multi-interinstitucional, fue liderado por un equipo técnico junto al apoyo de expertos, lo que permitió dar resguardo seguro al patrimonio tangible, evitando que piezas históricas de alto valor patrimonial sufrieran mayores daños, ya sea por el incendio mismo o por el uso del agua para controlarlos.

La iniciativa, que se espera sea replicada a futuro por los distintos centros culturales que resguardan elementos históricos patrimoniales, es pionera en nuestro país y busca que bomberos tengan experiencia y sean capacitados para la evacuación y rescate de bienes patrimoniales en caso de siniestros, conscientes de la priorización de las colecciones, las formas de protección, rescate in situ y los planes de emergencia a ejecutar.